Blogia
Desde la azotea de una polifacética ligeramente pirada...

Onírico I

Onírico I Hay una cebolla enorme en la ventana, y a través de ella se ve un mar de niebla negra, donde un pulpo con alas de ángel se está comiendo a un gato vivo. El gato suena como un reloj de cuco ahogado en la madrugada de una bailarina, mientras se derrite como una vela que ha llegado tarde a una cita. Tengo miedo de los tejados ominosos que me vigilan desde el circo ambulante de las tripas de un vagabundo, que se ha bebido un río de azucenas para apagar su sed de lámparas de vidrio. El ángel ha parido un ratón blanco que maúlla como el silbato de un afilador, y quitándose la piel de pulpo se ha sumergido en el llanto de la cebolla frígida que se mecía en la ventana. El ratón se va, deslizándose por una vereda de espinas de rosa: Todo se diluye como un beso de sombra en la mejilla de un niño de barro....

Imagen: Es una ida de olla mía, la podéis ver ampliada... :D

00:20 a.m. Escuchando: Ella Fitzgerald (Ella abraça Jobim)
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

4 comentarios

Yule -

Moraleja, no peles ni cortes más cebolla déjaselo a serg.Julie

Marta -

Pones unas imágenes chulísimas en tu blog.
Y el texto onírico... ufff, impresiona. :)

Un beso!

Moonsa -

Romero cuando vas a decidirte a tener tu propio weblog? Por cierto, lo de la merluza y el jazz no será una alusión a cierta famosa cantante? :D

Romero -

Yo tenía una merluza que se maquillaba por las noches para cantarle jazz al camión de la basura.

Lo dicho, estás majareta.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres