Blogia
Desde la azotea de una polifacética ligeramente pirada...

Cosas de lunáticos

Para una noche de calorcito

Para una noche de calorcito - 250 ml. de agua de las Cataratas del Niágara
- Unas gotitas de sabiduría
- Un chorrito de timidez genuina para darle ese toque especial.
Agítese en coctelera y sírvase con hielo pilé.

Nota: Si se bebe esto, casi mejor que luego no conduzca. Buenas noches :D

Imagen: Archivo
02:00 a.m. Escuchando: A Perfect Circle "The Outsider"
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

Güindrious

Güindrious Así llamaban "cariñosamente" al Windows dos de mis profesores del curso de diseño web. No les faltaba razón para el cachondeito. Y si no, pasen y vean, más de un@ se sentirá identificado :D

Imagen: Mujer dormida Miguel Avataneo Ya lo sé, no tiene nada que ver con Windows, pero es que tengo mucho sueño, la imagen me gustó, y no me apetecía poner el logo del Gates :P
01:00 a.m. Escuchando: Abbey Lincoln "Brother, can u spare a dime?"

¡Hay que ver cómo ha cambiado el cuento!

¡Hay que ver cómo ha cambiado el cuento! Hoy he tenido clase con el grupo de niños de 5-6 años.
Como el sábado tienen el festival de música de final de curso, llevan varios días ensayando, trabajando con verdaderas ganas, pero claro, repitiendo una y otra vez las mismas canciones.
Así que hoy he decidido darles un respiro, y les he propuesto inventar un cuento entre todos, un trocito cada uno, e irlo representando. Cuando yo decía el nombre de alguien, este seguía donde el otro lo había dejado. Y naturalmente yo también participaba; lo hago siempre para “levantar” la historia cuando decae.
Pues bien, el cuento lo ha empezado una niña, diciendo que sucedía en un colegio, donde un grupo de alumnos ensayaba para un festival de final de curso :D, pero al poco rato nos encontrábamos inmersos en un mundo de seres imaginarios, vampiros, brujas, fantasmas, ogros...así que para contrarrestar yo he puesto un hada, que cantaba, y volaba.
Después de haber llegado a un acuerdo diplomático con el Sr. Ogro, y por mediación de uno de sus estornudos extraordinarios, hemos vuelto todos al aula.. Pero ¡Ay! el hada, propulsada por la fuerza del terrible estornudo, se ha encontrado de repente en el aula con nosotros.
Tranquilos, un grupo de diez niños de esa edad conducido por una niña de bastante más edad, tiene soluciones para todo.
Nos hemos puesto de acuerdo para estornudarle al hada a la de tres, y con el impulso conjunto enviarla al país de la fantasía.
Hasta ahí, bien, si exceptuamos el pequeño detalle de que eran las cuatro menos veinte, y la clase no acababa hasta las cuatro.... Así que les dije que el hada se había olvidado su varita mágica.
Y aquí es donde he empezado a alucinar.
Les he pedido que me ayudaran a pensar algún modo de volver al país de la fantasía.
Una niña de seis años, muy pizpireta ella, con una sonrisa de oreja a oreja, me ha anunciado que el hada nos había dejado un ordenador para que la pudiéramos ver siempre que quisiéramos.
Yo, como si nada, oiga, le pregunto: “¿y cómo la veremos en el ordenador?”. Se ha quedado un poco pensativa, pero enseguida me ha dicho: “por Internet”. Ahí yo ya hacía esfuerzos sobrehumanos para no troncharme de risa, pero he seguido adelante; “si, pero por Internet cómo?”. La niña “Uhmmm...Ah! Tiene una página web!”. Armada de ratón imaginario, me he puesto a buscar en un Google inexistente frente a la pantalla de la sala de audiovisuales, que hacía las veces de monitor. Sin perder la compostura, iba inventando entradas del Google...”Hada voladora del Polo Norte” y ellos “Nooo” “Hada voladora, ofertas de verano” y los niños “Nooooooo!” “Hada voladora que canta...las cuarenta” y todos, muertos de risa “Que noooooooo!”, hasta que por fin he “visto” la entrada correcta “Hada voladora cantarina del país de la Fantasía” y cuando todos: “Siiiiiiiii!” yo, que intentaba por todos los medios derrotar a las pequeñas fierecillas cibernéticas, he saltado: “Ya tengo la web, pero ¿cómo la vamos a ver?”.
Y todos los niños, que me rodeaban, metidísimos en la historia, han coreado:
“Con una web caaaaaaaaaaam!”
Así eh, web cam, en “inglish”.
Señoras y señores, ¡bienvenidos al siglo XXI!

Imagen: www.enchantedfantasies.com
10:15 p.m. Escuchando: "Première Arabesque" de Debussy, por Markus Klinko (arpa)

La alumna con botas

La alumna con botas Si, son de una alumna mía. Tiene 21 años y viene a las clases de canto e interpretación desde hace pocos meses. Ayer cuando llegó me dijo entusiasmada “Mira que me he comprado!” y arremangándose los pantalones de campanísima de color rojo subido, me enseñó las botas que veis más arriba. Casi me da algo, porque lo primero que pensé es en cómo demonios iba a ir al ensayo de coreografía con semejantes zancos. Pero no, en una bolsa llevaba los zapatos a los que ella llama cómodos...que son una especie de deportivas negras con una plataforma nivelada de goma de unos 10-12 cm...
Ya en el ensayo, después de que la profesora de danza jazz tuviera el mismo sobresalto que yo, se las quitó, y las dejó al pié del escenario. Todos los que llegaban preguntaban si alguien iba a llevar aquellas botas en el espectáculo, a lo que yo contestaba divertida que no, que las botas eran de Neus, y que eran las que llevaba puestas cuando llegó. Ella también se reía.
Y la menda, que lo fotografía casi todo (el casi es porque para llegar al todo necesito una máquina ....bueno terriblemente más cara XD) se apresuró a pedirle que me dejara fotografiarlas.
Eso hice, y hoy después de ponerlas sobre este alucinógeno fondo de colores, me he puesto a buscar enlaces psicodélicos.
He encontrado unos cuantos bastante interesantes. Por ejemplo la página de esta artista,o de este otro.
Tanbién he dado con algunas animaciones, algunas mareantes, otras más bien alucinantes. He tropezado con caleidoscopios varios y configurables , e incluso un juego con el que puedes crear tus propias psicodelias “musicales”.
El paseo me ha llevado inevitablemente a los años 60 y también a los 70.
El viaje a través de mi túnel del tiempo particular ha terminado con un aterrizaje forzoso. ¿Por qué? Pues porque cuando me he encontrado chafardeando aquí, he alucinado tanto que he terminado por llegar, aún no se cómo, a esta página.
En este punto he decidido que debía suspender urgentemente mi exploración, a riesgo de sufrir daños en mi salud mental. :D
"Pásenmele" bien ;)

Imagen: Moonsa (sobre un fondo de Soho Study)

10:14 p.m. Escuchando: Pixies - "River Euphrates"
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

Volando

Volando Eso es lo que me iría bien a mi, salir volando un rato para alejarme de esta aureola de nubes que me rodea la cabeza y que empieza a amenazar con incontroladas precipitaciones. Surcar un cielo de nubes de algodón, salir al espacio exterior incluso.
Pero no puedo largarme volando. Perdí mi escoba de bruja accidentalmente hace tiempo, en la Via Layetana de Barcelona. La tenía aparcada en doble fila, nada, dos minutitos, lo justo para entrar en bar a por un paquete de tabaco (no si ya he hecho bien de dejar de fumar...), y se la llevó por delante un camión.
¡Cualquiera reclama nada! El camión se dió a la fuga, no me dió tiempo de ver la matrícula, y si hubiera llamado a la Guardia Urbana con suerte me habría caído una multa por conducir escoba sin carné, aunque no encontraran tipificado cual es el maldito permiso necesario para conducir escobas voladoras.
En cuanto a las alas en los piés, las tengo desde pequeñita, pero debido a un par de malos aterrizajes el doctor Experiencia tuvo que operármelas hace mucho tiempo, de tal modo que hoy por hoy sólo puedo utilizarlas para volar en el ámbito de la Fantasía.
Para colmo, y por paradójico que parezca, los aviones me dan auténtico pavor. Debe ser que subirme a cualquier artefacto que se eleve del suelo sin que yo lo controle, me crea una ansiedad que de momento no he podido superar.
Así que hoy conduciré yo. ¿El qué? El teclado y el ratón.
Abróchense los cinturones porque despegamos, a ver a dónde nos lleva este personaje.
¿Están ustedes cómodos?
No, no hay azafata con carrito de bebidas pero si quieren un té calentito podríamos arreglarlo.
Señores pasajeros, sobrevolamos la China. No perdón, la china, una que también vuela, o más bien flota, y que tiene que ver con ciertos insectos pacifistas.
Sin dejar a los insectos, sigamos a esta mosca, que no es lo que parece ...
Y finalmente a este abejorro , que probablemente nos llevará a un lugar seguro (al menos para el abejorro).
Ya hemos llegado. La comandante Moonsa les desea una feliz estancia en sus respectivas casas ;)

Imagen: Sleeping Witch (Lasse Sipilä)

03:59 a.m. Escuchando: Melnitsa

Esos locos bajitos

Esos locos bajitos Hoy no tengo clase con los peques. Por una parte es un descanso, pero por la otra casi me da penita y todo. Me lo paso muy bien con los niños, aunque me den guerra, y tenga que pegar gritos, aunque vaya con la clase programadísima y luego tenga que cambiarlo todo, improvisando completamente, porque ellos no tienen el día para lo que yo tengo pensado, da igual, son geniales :) En ese espacio privado con ellos me pongo peluca de payaso, y me pinto nariz roja y coloretes (literal eh) y me tiro por el suelo jugando con un balón rosa fosforito de 55 cm. de diámetro, soy el lobo de Pedro y el Lobo de Prokofiev y dejo que en la parte final me arrastren por un pié por toda la clase, mientras yo aúllo, pataleo, y doy zarpazos al aire, y ellos se tronchan, por su puesto. Cuento cuentos absolutamente inverosímiles (por no decir surrealistas) y ellos me cuentan a mi otros absolutamente delirantes. Corro, canto, bailo, salto y toco instrumentos con ellos. Resumiendo, que me las veo negras para mantener los límites y la autoridad, porque me siento como una niña grandota y se me va la olla que no veas. Finalmente lo consigo, y salgo de cada clase exhausta, pero feliz (y ellos también).
Así que voy a ponerme manos a la obra para realizar un experimento. He decidido escribir mis cuentos, y además ponerles música (cuando los cuento en clase la música la pongo yo sobre la marcha), e imágenes. Hacer con cada cuento un relato multimedia, vamos, y tenerlos archivaditos.
Así que me voy, no sin antes acabar cierto artículo que tengo pendiente....(no me mates, hoy te lo mando, lo juro), a empezar oficialmente mi trayectoria como cuentista.
En cuanto tenga uno terminado y si me queda apañadito, claro, lo pongo aquí ;)

18:27 p.m. Escuchando: El viento...

Las cigüeñas de Rodrigo

Las cigüeñas de Rodrigo Tengo un amigo al que veo frecuentemente en el chat, se llama Rodrigo, estudia teatro, es un encanto...y está como una cabra. Es un chaval muy interesante, veréis, en sus ratos libres se dedica a excomulgar cigüeñas. Habiéndole preguntado sobre el particular, asegura que nadie les preguntó a las cigüeñas si querían ser católicas, así que igual les hace un favor excomulgándolas.
Le he contagiado el weblogismo a Rodrigo , así que os podéis pasar por su bitácora ;)
Si alguien tiene alguna afición lo bastante estrambótica, o simplemente un amigo o familiar que la tenga, sería tan amable de contárnoslo en nuestras Cosas de lunáticos ?
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres