Blogia
Desde la azotea de una polifacética ligeramente pirada...

Oriente y Occidente

Oriente y Occidente "Decidme:¿cuándo Occidente comprenderá o hará, al menos, un intento de comprender a Oriente? A veces, nosotros, los asiáticos, nos horripilamos al ver la espesa maraña de invenciones y leyendas necias en que, inocentemente de nuestra parte, hemos sido implicados. Se nos representa ebrios de perfume de lotos, cuando no hartos de ratones y de cucarachas. No hay en nuestro país otra cosa que fanatismo impotente o sensualidad abyecta. La indostánica espeiritualidad no es más que ignorancia grosera; la sobriedad china, imbecilidad; el patriotismo nipón, un producto o consecuencia necesaria del fatalismo. E incluso se ha llegado a afirmar que si somos menos sensibles que los occidentales a las heridas y al dolor es ello sólo resultado de una inferior delicadeza de nuestro sistema nervioso.
¿Por qué, entonces, os privaríais de divertiros a costa de nuestro arte? Asia os paga, por tanto, con la misma moneda y os devuelve la pelota. Mayor broma haríais si supieseis lo que nosotros hemos escrito y pensamos sobre vosotros. Tienen estas visiones nuestras de vuestro modo de ser todo el aliciente de la perspectiva; representan el homenaje inconsciente rendido a lo maravilloso, el silencioso desquite de lo nuevo y de lo indefinido. Os hemos otorgado virtudes harto refinadas para que las envidiéis; os hemos acusado de crímenes demasiado pintorescos para que podáis recusarlos. Nuestros antiguos escritores - hombres sabios y prudentes- n os hicieron, por ejemplo, creer que bajo el vestido ocultabais un rabo peludo y que, frecuentemente, cenabais un estofado de niños recién nacidos. Y aún hay más: nos habíamos acostumbrado a consideraros como la gente menos consecuente de este mundo, sabiendo que predicabais doctrinas que no practicáis." (Kakuzo Ozakura"El libro del té")


Ha llegado a mis manos este librito de Kakuzo Okakura, que acabo de empezar y ya me está cautivando.
Y claro cuando he llegado a este párrafo, no he podido evitar ponerme a pensar. Oriente está de moda en Occidente, el verde, blanco, negro y aromatizado, la meditación zen, el feng shui, el tai-chi, etc... pero me pregunto si con nuestra mentalidad occidental entendemos realmente los productos, costumbres, tradiciones y filosofías orientales que consumimos con fruicción. Aún no he hallado una respuesta, así que seguiré pensando en ello, puesto que yo misma tiendo a enamoriscarme con facilidad de todo lo que huela a oriental (dicho sea de paso hago meditación, bebo té, en cantidades ingentes y en sus más diversas variedades, sigo algunos consejos de feng-shui, tengo motivos decorativos hindúes y chinos por toda la casa, y si tengo este "Libro del té" es porque me lo han regalado con la colección "Sabiduría Oriental II" del Círculo de Lectores que acabo de adquirir).

12:29 p.m. Escuchando: Joe Pass & Paco de Lucía - "Virtuoso"
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres