Blogia
Desde la azotea de una polifacética ligeramente pirada...

Ira

Ira La ira es una intrusa explosiva que suele causar más daños en el que la siente, que en el que la recibe. A mi cuando estalla en pedazos desde mi garganta, me crea de inmediato un efecto implosivo que puede durar horas, incluso días, y que va despedazándome por dentro hasta que consigue hacer de mi alma un polvillo cristalino que se me clava en el vientre para hacerme llorar lágrimas de impotencia.
Tengo buenos sistemas de seguridad para impedir que entre en mi vida, pero hay seres sumamente hábiles que son capaces de atravesar todas las barreras y encender la mecha para una nueva y violenta explosión dentro de mi.
A esos salteadores de paciencias la metralla apenas si les roza. Es en mis carnes donde se incrusta, ardiendo, gritándome orgullosa que otra vez me ha vencido.
Aún me está quemando, y la explosión fue hace horas. Otra vez seres perezosos y aprovechados, que sueñan la vida porque vivirla les da miedo, que no han luchado nunca, y se te acercan por detrás para robarte la cartera de tus batallas ganadas, de tus pequeños triunfos paridos con dolor y crecidos entre las piedras, casi sin sol ni agua. Esos seres intervencionistas, enterados, histriónicos y mentirosos, a veces consiguen desactivar mi complejo sistema de alarmas, y la ira entra, centrífuga, veloz y caliente, relamiéndose por el festín que va a darse conmigo.
Aún me duele, mientras peleo con ella a muerte porque intenta que sus hermanos, la rabia y el odio, entren por las ventanas de mi vulnerabilidad y acaben con mi autoestima y con todo asomo de buenas intenciones.
Voy a intentar ignorarlos, y a lamerme las heridas. Buenas noches

02:28 a.m. Escuchando: la implosión que avanza por mis venas como lava....
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

8 comentarios

Brisa -

Como llego tarde espero que ya sea sólo un recuerdo lejano, o mejor aún que no sea nada. A veces necesitamos sacar nuestros sentimientos aunque no nos acaben de gustar. Mantén tu autoestima alta y sigue sonriendo... Un beso.

Moonsa -

A todos gracias por el ánimo y por los comentarios. Quiero deciros que mi ira estalló, y fue sobre alguien,y delante de mucha gente. Cuando llegué a casa me sentía muy mal porque aunque yo llevaba la razón y todos (menos el afectado claro) me la dieron, no me gusta ponerme así, y porque además grité y me sulfuré pero realmente no pude sacar todo lo que tenía dentro. Gracias por escucharme :*********

Lyzzie -

Pues un par de patadas en el trasero a la ira y uno se descarga que da gusto. Aunque a veces tb es necesario dentirse así para reaccionar

Ike Janacek -

¿Estás mejor? Me alegro. :)
Ojalá aprovechasen así este sentimiento otras personas. Piensa que al menos transformaste la ira en un texto memorable, repleto de frases geniales, en vez de descargarla sobre alguien.

guasabi -

mira la ira pasar...

Turandot -

La Ira al igual que otras muchas emociones, nos recuerdan que estamos vivos. A veces me gustaría tener un saco de esos de arena, para zurrarle cuando me pongo irascible ( que no sé pq pasa a menudo xD )

Miramar -

Paciencia, paciencia... paciencia.

Hoy, cuando lo leas, ya estará olvidada. Que buena terapia es el poco valorado "olvido".

---

Evilchristian -

La ira no es mala siempre que no te la guardes. A veces uno no quiere, pero si se debe, sácala y enfréntate!
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres