Blogia
Desde la azotea de una polifacética ligeramente pirada...

Luna pensando

Preguntas con resaca

Preguntas con resaca - ¿Por qué en algunos paquetes de embutido pone "abre fácil" en lugar
de "destroza las uñas y los nervios"?
- ¿Por qué la posibilidad de ser madre me da miedo, y la de no poder
serlo también?
- ¿Para qué tengo este genio endemoniado que tengo a veces, si luego
soy una blanda?
- ¿Por qué igual que hay bancos de esperma no crea alguien bancos de
ideas donde éstas se cambien por dinero líquido con el que poder pagar
las malditas facturas?
- ¿Por qué sigo siendo la niña de los "por qué" cuando ya no tengo la
edad digamos adecuada para ello?
- ¿Por qué después de haber clasificado pretenciosamente a unas cuantas personas bajo el epígrafe "complejo de Peter Pan", yo misma lo sentí por primera vez ayer noche?
- ¿Por qué los animales domésticos no tienen mando a distancia?
- ¿De dónde venimos? ¿Quiénes somos? ¿Adónde vamos? ¿Dónde aparcaremos el coche cuando lleguemos? (esto no es mío, es de la genial Lloll Beltrán y me gustó tanto cuando se lo oí en TV3 hace años que lo digo a menudo).
- ¿Por qué no cierras el chiringuito y te vas a dormir ya, eh? (¿Quién
ha dicho eso????)

Oigo voces...:D

Imagen: "Fireworks" Surreal Places
11:57 p.m. Escuchando: Voces...
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

Meditación quirúrgica

Meditación quirúrgica Imagen en tamaño real

Cierro los ojos y empiezo el proceso.
Hay que ser cuidadoso, concienzudo, y tener todo el material a mano antes de empezar, limpio de polvo y paja y ordenado.
Las herramientas, que a menudo están oxidadas por la falta de uso, deben limpiarse a conciencia con el alcohol del perdón, y es aún más seguro y eficaz usar con ellas un esterilizador de compasión que elimine completamente los rastros de la soberbia y el miedo. Ni que decir tiene que el fuego de un espíritu noble dejará los instrumentos libres por completo de cualquier rastro de rencor o mezquindad.
Es imprescindible que la pereza y la impaciencia no estén presentes en el lugar donde va a realizarse la operación.
Poner una música relajante puede ayudar.
Una vez practicada la primera incisión, cortaremos la vida cotidiana en pequeñas partes, más o menos del tamaño de un sello de Correos. Los trocitos resultantes deben ser retirados con cuidado para su observación con el microscopio de la humildad. Una vez realizada esta tarea, las partes que presenten un color más enfermizo (suelen ser matices del gris) serán tratadas durante un tiempo prudencial con rayos ultravioleta de creatividad, a fin de que los colores originales vayan apareciendo bajo las capas de aburrimiento.
Con frecuencia pueden aparecer inconvenientes en esta parte del trabajo, en forma de pequeñas hemorragias de tedio que pueden ser fácilmente cortadas aplicando una solución salina de constancia al 60%.
En casos aislados, se han llegado a encontrar en el paciente abscesos purulentos de rabia. Si esto ocurre hay que proceder rápidamente, hacer un corte lo suficientemente grande para vaciar el absceso, y desinfectar con un antibiótico cuyo principio activo es la serenidad.
En este punto, estamos preparados para volver a unir las piezas. Hay que tener un infinito cuidado en ordenarlas de un modo coherente, y sobre todo asegurarse de que no queden resquicios entre ellas, porque se pueden producir fugas de autoestima de consecuencias imprevisibles en el postoperatorio.
Si las lesiones a tratar han llegado a producir hipertrofia en el centro de la esperanza, debe instalarse un pequeño tubo de drenaje para sueños que será revisado de manera periódica.
Cerraremos la herida con hilo de inteligencia, ya que es el tipo de sutura más segura para evitar posibles infecciones de autocompasión o desgarros de soledad en los puntos.
Y después de cubrir la zona afectada con unas diestras pinceladas de yodo de cariño, dejaremos al paciente en la sala de recuperación durante unas 24 horas.
Pasado este período puede empezar a alimentarse al paciente con una dieta blanda e hipocalórica de actividad moderada, a fin de que se vaya acostumbrando paulatinamente a usar su nueva vida.
Observaciones: Este tipo de operaciones producen éxitos espectaculares siempre que las lleve a cabo un verdadero experto, y el mejor experto en estos casos suele ser uno mismo.

Imagen: "Cirugía del alma" Moonsa
18:00 Escuchando: El silencio que precede a una tormenta

Ira

Ira La ira es una intrusa explosiva que suele causar más daños en el que la siente, que en el que la recibe. A mi cuando estalla en pedazos desde mi garganta, me crea de inmediato un efecto implosivo que puede durar horas, incluso días, y que va despedazándome por dentro hasta que consigue hacer de mi alma un polvillo cristalino que se me clava en el vientre para hacerme llorar lágrimas de impotencia.
Tengo buenos sistemas de seguridad para impedir que entre en mi vida, pero hay seres sumamente hábiles que son capaces de atravesar todas las barreras y encender la mecha para una nueva y violenta explosión dentro de mi.
A esos salteadores de paciencias la metralla apenas si les roza. Es en mis carnes donde se incrusta, ardiendo, gritándome orgullosa que otra vez me ha vencido.
Aún me está quemando, y la explosión fue hace horas. Otra vez seres perezosos y aprovechados, que sueñan la vida porque vivirla les da miedo, que no han luchado nunca, y se te acercan por detrás para robarte la cartera de tus batallas ganadas, de tus pequeños triunfos paridos con dolor y crecidos entre las piedras, casi sin sol ni agua. Esos seres intervencionistas, enterados, histriónicos y mentirosos, a veces consiguen desactivar mi complejo sistema de alarmas, y la ira entra, centrífuga, veloz y caliente, relamiéndose por el festín que va a darse conmigo.
Aún me duele, mientras peleo con ella a muerte porque intenta que sus hermanos, la rabia y el odio, entren por las ventanas de mi vulnerabilidad y acaben con mi autoestima y con todo asomo de buenas intenciones.
Voy a intentar ignorarlos, y a lamerme las heridas. Buenas noches

02:28 a.m. Escuchando: la implosión que avanza por mis venas como lava....

I don't like mondays...

I don't like mondays... Algunos lunes deberían poder convertirse en domingo, para descansar en ellos del fin de semana.

Imagen: Moonsa
12:42 p.m. Escuchando: pajaritos...

Nublada

Nublada Es porque he dejado de fumar hace tres meses? Es porque hace un montón de tiempo que no me quito el resfriado de encima? Es porque no consigo hacer dieta? Es porque no para de llover? Es porque estoy preocupada por los próximos meses? Es porque hay cosas a mi alrededor que yo misma me llego a creer que no me afectan, y resulta que en realidad me hacen puré?
No se por qué es, pero estoy rarísima (más que de costumbre). La semana pasada me pegué un tortazo en el dedo meñique del pié izquierdo que me ha acabado de rematar, porque tener una época de intensa actividad, andando a la pata coja, no es lo más idóneo que ocurrírseme pueda...
Alguien que sabe como funcionan estas cosas (ya mencioné a este alguien en mi post del 25/04 Algo pasa con mi tiempo) me diría que si me lesiono una pierna o un pié es porque hay algún sitio hacia el que me resisto a avanzar, y que si es la izquierda algo anda mal en mi parte femenina. Esa sabia brujita sabe lo que se dice, os lo aseguro, pero esta vez no soy capaz de reconocer las señales.
Estoy autoreleyéndome (toma verbo!) y va a ser que es por todas esas cosas que menciono en las preguntas, mas mi parte femenina, más mi parte reacia a mis propios avances.
Claro, no iba a ser sólo una cosa tratándose de mi (cómo se saca la lengua uno a sí mismo en un post??? :P).
No consigo explicarlo, ni explicármelo. No lo de la lengua no, mi estado de ánimo.
Vale, estoy espesísima.
Sergi me acaba de decir: “Nos vamos?” y esta vez la noctámbula impenitente le va a hacer caso y se va.
A buscar respuestas en la almohada, o quizás sólo un sueño realmente reparador que me deje a las puertas de un día con sol, a una hora decentita, que ya hayan puesto las calles.

3:00 a.m. Escuchando: Los chirridos de mi mente y el tecleo de mi marido
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

Suya

Suya “Eres suya. Una vez más has claudicado a sus ruegos y a sus juegos. Te ha seducido, con elegancia, con maestría, sólo los primeros momentos te han resultado un poco incómodos, mientras le veías llegar y aún te rebelabas contra lo inevitable desde el fondo de tu deseo. Tu apenas iniciada protesta ha ardido rápida y silenciosa, casi sin humo, ni chispas, dejándose llevar por el abismo tentador de su sonrisa. Caminas hacia él con la cabeza alta, orgullosa en tu derrota. Está lejos aún, escondido en las sombras, y su mirada hipnótica te mantiene en camino casi como a una autómata, despojada de toda voluntad....¿o no?. Sabes que muy adentro de ti un murmullo insistente te conmina a echarte de nuevo en sus brazos. Ya estás llegando. No se mueve, solamente mantiene esa luz febril y enfermiza hendida en tus pupilas veladas por las lágrimas, y esa fuerza le basta para hacerte avanzar entre la bruma. Te araña suavemente, haciéndote temblar de indecisión y de pánico a un tiempo. Se acabó, otra vez en sus manos, te desgarra la frente y abre tus ventanas para llenarlas de oscuras turbulencias que te inquietan, quiere verte asustada, quiere verte postrada a sus piés pidiéndole entre lágrimas que te abrace. Sonríe, y en su boca de payaso se puede ver un escaparate lleno a rebosar con tus propios terrores. Abandónate...Ahora te está observando desde lo más profundo de tu propia garganta, sellada y seca tras tus labios cerrados por la rabia y la impotencia. Quieres echarte atrás, pero ya no puedes, lo ha logrado de nuevo. Eres suya, eres suya....y le preguntas a la madrugada por qué vuelves siempre. “

¿Alguna sugerencia acerca de quién es el “malo”? ;)

4:00 a.m. Escuchando: Brouwer - Canción de cuna

Agua

Agua Agua en mis sienes, en las órbitas soñolientas de mis ojos, en los huecos que se abren oscuros entre mis palabras, agua en los zapatos, en el pelo, en la pereza que revolotea burlona a mi alrededor cada mañana, agua de manantial en una copa azul. Agua en los cristales de las gafas del alma, anegándolas para que lo perciba todo lejano y borroso. Agua para verter sobre las dudas dejándolas limpias de polvo y paja. Agua para bebérmela a sorbitos placenteros, como si de ambrosía se tratara. Cerraré los ojos y entraré en el agua hasta conseguir que el agua entre dentro de mí misma y fluya, y me convierta en río.
Agua en mi paladar, en mis canciones agua.
Y derramarme como el agua sobre el lecho de mi incertidumbre hasta empaparlo de serenidad y música.
Como la necesito...

Imagen: While you were asleep

03:38 a.m. Escuchando: El silencio, dentro de mí misma.

Algo pasa con mi tiempo

Algo pasa con mi tiempo No se que ocurre exactamente, pero el tiempo me vuela de las manos sin sentirlo. Alguien que entendía de veras de estas cosas me dijo una vez que paso una gran parte de él organizándolo, compartimentándolo, haciéndome propuestas lógicas para su distribución, llenándolo hasta que no quede el menor resquicio para que por ahí se cuelen pensamientos negativos o culpables...pero que no actúo. Y tiene razón. Es bien cierto que en el transcurso de los dos últimos años he avanzado muchísimo, siento que he “crecido” , pero muy despacito. Y enseguida me entra la duda: ¿despacito según que parámetros, los de mi innata impaciencia, o los de mi reciente madurez? Un lío. En ocasiones siento que estoy haciendo lo necesario para encontrarme a mí misma, y no debo culparme por dedicarle horas a la introspección, a revolver en los bazares del conocimiento, tanto el conocimiento en general, como el de mi propia personita. Pero otras veces me siento culpable, culpable de andar todavía improvisando muchas cosas, culpable de no conseguir ser constante en algunas otras. Quizás debería juzgarme por mis batallas ganadas, y no por las aplazadas. No lo se, depende de mi estado de ánimo me escoro hacia la culpabilidad o hacia la serena comprensión.
He parado de escribir, y con las manos bajo la barbilla y agarrándome la cara, en profunda reflexión, me doy cuenta de lo siguiente:
Al final todo se reduce a una sola cosa: Las actividades que realmente me llenan, me producen placer, por las que sería capaz de ser mínimamente disciplinada, no dan dinero.
Y aunque poquito a poco estoy logrando trabajar en cosas que me gustan, ¡me quedan en el tintero tantas por hacer! Y el caso es que acabo perdiéndome en estas disquisiciones, y la arena ya se me ha ido al otro lado del reloj cuando voy a ponerme a hacer algo concreto.
Dispersa, en el cole me decían que es que soy dispersa....
Tengo que conseguir hacer meditación otra vez, me ayudó muchísimo, tanto que incluso hace más de dos meses que he dejado de fumar. Pero ahí tropiezo con otro obstáculo que no se si debo considerar una cuestión de biorritmos y ciclos, o una cuestión de desidia y remolonería. Soy incapaz de ir a dormir pronto por la noche.
Stop, por hoy rien ne va plus. Al menos me iré a la cama con la sensación de que existo, puesto que dudo, dudo muchísimo, ergo pienso muchísimo, ergo sum.
Ahí queda eso.
Imagen de Red Darsey Design

03:30 a.m. Escuchando: A Sergio teclear en el pc de al lado a toda velocidad :)
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Sol particular (bilingüe)

Sol particular (bilingüe) Més gris, més mullat, més trist...em pesa tant l'ànima sota la pluja, que he decidit estendre-la a orejar, i deixar que les gotes la converteixen en un farcell de sentiments xops. Després l'eixugarè dins l'assecadora gegant de la meva imaginació, i la treuré a passejar sota un sol fantàstic. El meu sol particular. He decidit crear-lo avui a despit de les prediccions metereològiques, sense escoltar el silenci de fum esvait que m'envolta...es senten orenetes! ho veus? El sol hi és. Jo l'he portat. És diferent dels altres, te més colors, i la seva flama és tebiona com una infussió que has oblidat a la tauleta de nit dels teus pensaments tendres. La seva llum és un esclat de reflexes de cristall. Quin sol més diferent! M'agrada. Vaig a penjar-lo al sostre de la meva melangia. Aquesta escalforeta dolça em relaxa i m'estimula, tot alhora. Si ho hagués sabut abans, que jo podia tenir el meu propi sol! Me l'enduré a la feina, i quan vegin que el trec de la motxilla els nens creuran que soc Mary Poppins... M'en vaig a prendre el sol una estoneta, el meu esperit necessita agafar una mica de color.

Más gris, más mojado, más triste...me pesa tanto el alma bajo la lluvia, que he decidido tenderla para que se airee, y dejar que las gotas la conviertan en un hatillo de sentimientos empapados. Después la secaré en la secadora gigante de mi imaginación, y la sacaré a pasear bajo un sol fantástico. Mi sol particular. He decidido crearlo hoy a pesar de las predicciones metereológicas, sin escuchar el silencio de humo desvanecido que me rodea...Se oyen golondrinas! Lo ves? Hay sol. Lo he traido yo. És diferente de los otros, tiene más colores, y su llama tiene la tibieza de una infusión que has olvidado en la mesilla de noche de tus pensamientos tiernos. Su luz es un estallido de reflejos de cristal. Que sol tan distinto! Me gusta. Voy a colgarlo del techo de mi melancolía. Este calorcito dulce me relaja i me estimula, todo a la vez. Si hubiera sabido antes que podía tener mi propio sol! Me lo llevaré al trabajo, y cuando vean que lo saco de la mochila los niños creeran que soy Mary Poppins...Me voy a tomar el sol un ratito, mi espíritu necesita coger un poco de color.

02:01 p.m. Escuchando: Los pájaros...
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres